Agenda

El Poder de estar Presentes en el cuerpo.

Próximo 30 de Noviembre.

 

Exploramos la primera llave de este “Viaje del Héroe”

 

Pregunta importante:

¿Estás presente en tu cuerpo?

¿ Cuidas tu cuerpo? ¿ Lo escuchas? ¿ Lo criticas o incluso, te olvidas de él?

 

Y ¿qué tiene que ver eso con la felicidad?

¿ Qué tiene que ver eso con un tener un trabajo más satisfactorio? ¿ O tener una pareja satisfactoria? ¿ O ganar más dinero? ¿ O sentir más paz interior?

¿O que TODO sea mas fácil en la vida?

 

Si no estás en tu cuerpo,

¿ Dónde existes?

¿Cómo puedes saber quién eres, ni qué quieres en la vida?

¿ Cuál es tu propósito? ¿Qué te hace sentir pleno, en armonía, en paz? ¿ Dónde te sientes a gusto? ¿Con quién?

¿ Puedes percibirlo? ¿O sólo lo piensas?

 

¿Qué es estar en el cuerpo?

Estar en el cuerpo, es estar en el presente, aquí y ahora, con todo lo que hay, sin excluir, juzgar o rechazar nada. Es ser pura conciencia, percibiendo y recibiendo todo.

Tu cuerpo y sus sensaciones son una enorme fuente de información en tiempo real, que te da la orientación inicial para guiarte certeramente hacia ese estado de paz, felicidad, realización y disfrute de la vida, que deseas. 

Todo empieza aquí.

No busques más allá.

Eres realidad física en una dimensión física.

También eres un alma en una dimensión espiritual, pero ahora mismo, si estás leyendo esto, tienes un cuerpo que vive en una dimensión material. Tu conciencia está aquí, querido ser, haciendo este hermoso viaje por el planeta Tierra. Y para integrar realmente tu dimensión espiritual en esta existencia, necesitas a tu Ser presente en tu cuerpo.

 

Si no estás en tu cuerpo no puedes percibir tus necesidades fundamentales, por lo tanto no las vas a poder satisfacer, ni vas a sentir tus deseos, y puedes acabar haciendo cosas que no te llenan o estando con personas que no te aportan ( o incluso te hacen mal)

Además utilizamos el cuerpo para contener y excluir partes de la conciencia. El cuerpo absorbe las emociones que no queremos reconocer ni expresar.

Tampoco vas a poder  materializar tus proyectos con facilidad. Todo va a ser con lucha y esfuerzo. Porque materializar cosas implica aceptar la dimensión material y sus limitaciones, amar la dimensión material, entregarnos a ella y abrirnos a recibir todo de ella.

Si estás peleado con tu cuerpo, o con “tener un cuerpo”, o con las limitaciones de la realidad física, entonces estás peleado con la vida.

¿Puede la vida querer crear contigo y si tú la rechazas?

 

Así que puedes intentar todo tipo de terapias, técnicas, cursos, libros...

Pero si no estás en tu cuerpo no vas a conseguir los resultados que deseas, de la forma que los deseas.

 

Señales de que NO estás presente en tu cuerpo:

 

- Pasas mucho tiempo analizando o racionalizando la vida, más que viviéndola.

- Le das muchas vueltas a la cabeza con pensamientos frenéticos.

- Pasas mucho tiempo planeando o soñandocon situaciones, proyectos, u objetivos, pero tienes dificultad para pasar a la acción. Procastinar.

- Pasas mucho tiempo reviviendo tus emociones sobre cosas que ya pasaron, sin poder salir de ahí.

- Estás mas pendiente de cómo se estarán sintiendo, o qué estarán pensando los demás, que de lo que está pasando dentro de ti.

- Estás tan centrado en tus emociones y en todas las historias que te cuentas sobre ello, que no te enteras de nada de lo que pasa a tu alrededor.

- No paras de hacer cosas y tienes dificultad para reconocer las señales del cuerpo de estrés, hambre o agotamiento.

- Necesitas llevarte físicamente al límite ( deportes, actividad, trabajo) para poder sentirte vivo o útil.

- Tener un momento de no hacer nada ( sin planes, tareas, citas...) puede llevarte a la antesala de la angustia. Así que llenas todos los espacios vacíos con lo que sea.

- Ansiedad,  de moderada hasta incluso ataques de pánico.

- “ Abandonar” el cuerpo y desconectarse de la realidad.

- Dificultad para crear hábitos saludables o encontrar el tiempo para nutrirse o cuidarse a uno mismo.

- Dificultad para lidiar con tareas concretas como manejar dinero, organización o finalización de proyectos.

- No te gusta tu cuerpo tal y como es. Lo criticas, rechazas, y lo intentas mejorar estéticamente.

- Estas enfadado con tu cuerpo porque te ha fallado, no ha respondido cómo necesitabas.

- Te sientes culpable por no haber tratado bien a tu cuerpo y haberte olvidado de él, ahora que tu cuerpo se ha enfermado.

Si quieres volver al cuerpo y descubrir todo su potencial: Talleres 1 y 2 de Las 7 llaves de la Abundancia.